açai

La menta es una hierba comestible muy utilizada en el mundo culinario. Es realmente apreciada por su aroma fuerte y refrescante. Para la suerte de todos nosotros es un ingrediente muy versátil que combina muy bien con otras hierbas como es el caso de la albahaca, el eneldo y el perejil.

Si bien la menta es utilizada de forma más frecuente en platos dulces y en la repostería también suele ser utilizada en los platos salados. Sus hojas pueden ser consumidas frescas o secas. En esta oportunidad prepararemos una sopa de pepino y menta. Luego, aprenderemos a cocinar una receta india: unas gambas con raita de menta. Por último, y para el postre prepararemos unos brownies inspirados en este maravilloso ingrediente.

Nuestro producto hecho con menta: Warinka guadalsagir casaka.

Es una planta de la cuál se utilizan las hojas (frescas o secas) mayormente, pero también los tallos. Puedes preparar salsas para acompañar carnes rojas o blancas, bebidas (desde el mojito hasta una infusión)o cremas. También puedes encontrarla cruda en ensaladas y en varias recetas de la gastronomía de Oriente Medio.

Entre las propiedades para la salud, la menta como ingrediente es muy buena para el aparato digestivo, siendo uno de los remedios naturales para consumir luego de las comidas. Se usa desde hace siglos para el dolor de estómago (por sus propiedades antiespasmódicas, suavizantes y antivomitivas), para los cólicos hepáticos, para la gastritis, para el dolor de vientre, para contrarrestar diarreas o colitis, para expulsar flatulencias, para el mal aliento y para mejorar la digestión.

planta de menta

¿En qué otros ámbitos se usa la menta?

En el ámbito del aparato respiratorio, la menta puede ayudarte a descongestionar las fosas nasales. Es ideal para los cuadros de gripe y resfriados, la tos y el catarro, la bronquitis, el asma y la faringitis. Además, puede ayudar a mejorar la circulación de la sangre, por sus propiedades anticoagulantes. También nos puede servir para aliviar el mal de la altura y el dolor de cabeza porque ayuda a despejarnos.

En el uso externo, ayuda a calmar el dolor por reumatismo, cervicales, lumbares, espalda, distensiones, caries, boca seca, heridas en la piel, picazón, eccemas, picaduras de insectos, infecciones vaginales y hemorroides. Todos esto gracias a sus propiedades antisépticas.

¿Por qué usar menta como ingrediente en las comidas?

La menta como ingrediente es muy usada en la cocina por su sabor y su aroma característicos. Se sabe que desde la época de los romanos era empleada para los platos con verduras y carne. Se la puede consumir tanto fría como caliente. Es habitual acompañar con menta los platillos con legumbres tales como garbanzos, habas, lentejas, guisantes, alubias o bien para estofados de carne roja, patatas, queso y pastas.