Para los más pequeños, esta tarta se destaca primeramente porque puede ser confeccionada de diversos colores o diseños como por temáticas (películas, animales, objetos…), cumpleaños, comuniones, personalizadas,… Puede tener base de tres sabores ya fijos como por ejemplo chocolate (cacao + panela + almendras), fresa, y/o plátano con canela. A partir de la base, se hará el resto dependiendo de la temática elegida. El “TRIXI” ingrediente en esta tarta es la equinácea, que es una de las plantas medicinales más conocidas y estudiadas. Su principal propiedad sanadora es la capacidad de favorecer la producción de células y de una proteína llamada interferón, que estimula el sistema inmunitario. De esta manera, las células verán incrementada su efectividad a la hora de acudir y actuar directamente en la
parte del cuerpo infectada. Y, a diferencia de las vacunas, nos protege de todo tipo de infecciones. Tanto es así, que en poco tiempo se ha convertido en el tratamiento más prescrito para combatir enfermedades infecciosas. Recomendable para todos y principalmente para los niños.